Isatel Group
 
 

Artículo completo

 
 
12 de junio 2013
Artículos | Leido: 4593

Los seis tipos de colegas más difíciles y cómo lidiar con ellos

Cuando llegamos al mundo laboral, entramos a un nuevo universo lleno de pequeños universos; nos referimos a cada una de las personas con las que interactuamos a lo largo de nuestra trayectoria. Mentalidades, hábitos, gustos, caracteres, virtudes, defectos, todos diferentes, con infinitas combinaciones entre estos y que al final proyectan diversos perfiles. Muchos de estos perfiles se convierten en un verdadero dolor de cabeza a la hora de convivir en una oficina o cualquier otro espacio de trabajo. Te contamos cuáles son estos complicados perfiles con los que vas a lidiar y cómo hacer que tu trabajo al lado de estos sea lo menos tortuoso posible.
 
Texto e ilustraciones: Juan Pablo Medina B.
 
Seis tipos de colegas difíciles
 
El Protagonista
Es la persona que quiere figurar en todo, adueñarse de la palabra en las conversaciones, ser el centro de atención en las reuniones e incluso, a nivel personal, ser el foco de espectaculares historias y anécdotas. No hay un punto de vista más acertado que el suyo y de ser controvertido de alguna manera emergerá su carácter normalmente volátil. En casos más delicados no se detendrá ante nada con tal de lograr sus objetivos y llevará su competitividad hasta las últimas consecuencias.
El Relajado
Es un fresco total, carece de nociones básicas de responsabilidad y aunque esto suene extraño, es un perfil bastante común en la actualidad. No cumple plazos, horarios, tiempos de entrega, es impuntual, suele ser escueto en sus respuestas ante cualquier solicitud. Su personalidad refleja un total desinterés por prácticamente todo y esto se convierte en una verdadera piedra en el zapato a la hora de trabajar en equipo con miembros de este tipo.
El Chismoso
El terror de todo grupo social y en especial de todo lugar de trabajo. Le pica la lengua sobre la vida de los demás, le tiembla la ceja si hay algo, por insignificante que sea, de lo que no se entera. Es un foco de propagación de información potencialmente imprecisa, irrelevante o ínitma de quien sea, algunas veces con un fin determinado, muchas otras sin un objetivo alguno. Es el primero que va a contar a los superiores el más mínimo traspié que tengas en tu trabajo.
El Descalificador
 
Puede llegar a coincidir con el perfil del colega protagonista e incluso ser uno solo. Sus opiniones, ideas y conceptos son más que preponderantes, son ley y cualquier idea por fuera de estos lineamientos está mal, será descalificada, en ocasiones puesta en ridículo y, si ejerce la presión suficiente y está correctamente conectado, puede hacer que tal idea externa, por buena que sea, se rechace. Para hacerte quedar en ridículo no considerará lugar, horario ni fecha en el calendario; sea en privado o en público te descalificará con toda vehemencia.
El Flojo
Alineadísimo con la mediocridad y la falta total de responsabilidad, el flojo es uno de los colegas más perjudiciales para el trabajo en equipo. Es como si un piñón de un engranaje no tuviera dientes. Se caracteriza por hacer sus tareas de cualquier manera, normalmente deficiente o simplemente no hacerlas. Aunque un comportamiento de estos fácilmente puede significar su despido, existen equipos de trabajo permisivos que conviven con este tipo de personajes quienes por esto pueden, incluso, mutar a parásitos.
El Manipulador
Puede pasar muy desapercibido ya que una de sus principales características es su astucia. Suele tener excelentes relaciones con todo el equipo, pero presta especial atención a sus relaciones con los superiores y buscará la manera de influir, aunque sea sutilmente, en ellos. Puede llegar a tener alguna de las características anteriores aunque también pueden ser uno de los más destacados trabajadores. Sabe camuflar muy bien sus intenciones por lo que no es fácil detectarlas.
 

¿Cómo sobrevivir día tras día con compañeros así?

 
Una encuesta llevada a cabo por OCCMundial revela que el bienestar laboral de las personas está sumamente ligado al ambiente en el lugar de trabajo, por lo cual es muy importante saber lidiar y convivir con perfiles de este tipo. Para ello hay que tener en cuenta habilidades básicas, pero olvidadas, de las relaciones humanas. Es importante tener una buena comunicación con los miembros de los equipos de trabajo, que sea fluida y sobre todo concreta, así se podrán identificar las fallas y los elementos que las causan, que en este caso puede ser algún miembro del equipo que encaje en uno o varios de los perfiles identificados.
 
A nivel individual es importante evitar mezclar las emociones con las actitudes laborales, mantener siempre una actitud profesional y actuar rápidamente ante cualquier hostilidad; una confrontación en términos educados pero fuertes, sentará un precedente a partir del cual, los individuos difícilmente continuarán desarrollando los comportamientos propios de estos complicados perfiles.
 
Finalmente es importante saber cómo exteriorizar lo que te afecta de tales comportamientos. No es nada sano ni práctico andar "desahogándote" con todo tu equipo de trabajo sobre lo que hace o deja de hacer aquel compañero que te saca de quicio. Usar el lenguaje apropiado y seguir el conducto regular, comenzando por el propio personaje de la discordia, es la estrategia correcta. En últimas, si tu trabajo se está viendo seriamente afectado por sus comportamientos repetitivos y lo has intentado todo, debes acudir a tu superior, haciendo uso de tu derecho a la confidencialidad y exponer, sin sobresaltos, las razones por las que tu trabajo se está viendo afectado.
 
Basado en «6 secretos para lidiar con colegas difíciles en el trabajo» de OCCMundial
 
 
Av Carrera 19 No. 95-55 Oficina 407
Tel: +57 (1) 805 8240 Fax: +57 (1) 805 4953
Bogota D.C. Colombia
Isatel Group Todos los derechos reservados 2012 Isatel Group.